Prótesis Implantosoportada

A día de hoy contamos con multitud de técnicas que buscan mejorar la estética de nuestra boca, restaurando a su vez la funcionalidad de la misma. Entre estos procedimientos encontramos las prótesis implantosoportadas, que poseen una serie de ventajas respecto al resto de prótesis que las hacen unas de las más demandadas en la actualidad.

Las prótesis implantosoportadas, como su propio nombre indica, son prótesis apoyadas sobre implantes. Estas prótesis se mantienen fijas gracias a pernos de titanio fijados en la estructura ósea maxilar, sirviendo así de base para la colocación de la prótesis.

Para que un paciente pueda someterse a un procedimiento de colocación de prótesis implantosoportadas debe cumplir una serie de requisitos, partiendo de la base de que debe de tener una correcta salud bucodental. Dado que este tipo de prótesis tienen que tener una altura y anchura determinadas, el tamaño del hueso de la mandíbula donde se coloca también debe de tener unas medidas similares.

También hay que contemplar que la estructura ósea donde se colocará el perno de titanio esté en buen estado, ya que determinará la durabilidad de la prótesis implantosoportada.

Al igual que en cualquier otro tipo de implante que requiera de la colocación de un tornillo metálico, se necesita un periodo de osteointegración, para que el perno se una al hueso, dejando la prótesis fijada firmemente.

Existen diversos tipos prótesis implantosoportadas, dependiendo de las necesidades de cada paciente. Se pueden reponer piezas unitarias, sectores de la boca o todos los dientes, quedando totalmente fijos. Pudiendo ir cementadas o atornilladas al implante.

También existe la posibilidad de realizar prótesis removibles sobre implantes, denominadas sobredentaduras. Son prótesis que el paciente puede colocar y retirar de la boca, y que al estar sujetas a implantes tienen una mayor estabilidad que las prótesis completas mucosoportadas.

El cuidado de las prótesis implantosoportadas es el mismo que el de cualquier tipo de prótesis, se trata de una serie de cuidados básicos. Para tener una correcta higiene de las prótesis es suficiente con un buen cepillado diario y el cuidado mediante uso de seda dental, para eliminar cualquie resto de alimentos que pudiese quedar en la prótesis.

En el cepillado no podemos utilizar pastas dentales con flúor, ya que la cerámica de la que están formadas las prótesis tiende a deteriorarse si es frotada con esta sustancia.

Si está pensando en usar este tipo de prótesis contacte con nosotros y le haremos un estudio de su boca, aconsejándole si las prótesis implantosoportadas son la solución que necesita.