Implantes Inmediatos

Los implantes inmediatos son el resultado de un nuevo procedimiento avanzado de implantología dental, que consiste en colocar el implante justo después de la extracción de un diente irrecuperable.

Este método permite a los usuarios tener una prótesis dental de forma inmediata, sin tener que esperar los largos periodos de osteointegración propios de los implantes dentales comunes.

La colocación de implantes inmediatos sin cirugía ya es posible gracias a la utilización de los últimos avances tecnológicos aplicados al ámbito de la implantología.

Estos avances permiten que una vez finalizada la fase de colocación de los implantes se pueda incorporar en el momento la prótesis a los pacientes, facilitando y haciendo mucho más cómodo el sustituir una pieza dental dañada.

La planificación del paciente se realiza mediante un escáner de su maxilar que nos permite colocar los implantes bucales de manera virtual, escáner que además de mostrar cómo colocar los implantes sirve para analizar el estado de su mandíbula. Con esta planificación, se elabora una plantilla individualizada con la que colocamos los implantes sin necesidad de abrir la encía en la posición planificada previamente.

La exactitud del método y el hecho que conozcamos la posición de los implantes antes de la cirugía nos permite elaborar la prótesis antes incluso de llevar a cabo la extracción del diente dañado, para colocarla al finalizar y conseguir que el paciente pueda recuperar su sonrisa gracias a los implantes en una hora aproximadamente.

Este revolucionario método de implantes inmediatos permite al paciente un postoperatorio sin dolor ni edema, además de volver a su vida normal justo después de la colocación de los implantes.

Entre sus ventajas principales encontramos la recuperación de la función y estética dental en un periodo muy corto de tiempo, la escasa reabsorción de la estructura ósea en la que se fija el implante, la conservación de la encía y evita la necesidad de llevar a cabo procedimientos para aumentar el volumen óseo.

Sin embargo, el paciente debe seguir una dieta blanda durante un período de dos meses para asegurar la integración de los implantes, ya que estos se fijan a la base ósea de la mandíbula gracias a la osteointegración.

Si está pensando en sustituir una pieza dental dañada contacte con nosotros, en clínica Beltrami somos especialistas en este tipo de implantes y le ofreceremos el mejor servicio posible para que recupere su sonrisa natural.