Endodoncia

¿Qué es una endodoncia?

Cuando una pieza dental está dañada a causa de una caries profunda, es necesario llevar a cabo una endodoncia para evitar que en diente se produzca un daño mayor, ya que estas conllevan la inflamación o necrosis de la pulpa dental.

La pulpa dental es el núcleo del diente, donde se localizan los vasos sanguíneos y los nervios del mismo. Cuando la pulpa dental se inflama el paciente siente dolor, especialmente con cambios de temperatura, al someter al diente a bebidas frías o calientes.

¿En qué consiste?

Al realizar una endodoncia, el dentista lleva a cabo una extirpación de la pulpa y del nervio de la pieza dental. Se intenta dejar el conducto radicular lo más esterilizado posible eliminando todas las bacterias que se pudiesen encontrar dentro de este conducto y se lleva a cabo siguiendo un procedimiento con distintas etapas.

Este procedimiento empieza con un diagnóstico por parte de nuestros especialistas, que realizarán una serie de preguntas para saber cómo es el dolor que siente, la intensidad del mismo y dónde se localiza en su boca. Llevamos a cabo radiografías para observar en detalle el estado del diente y su anatomía.

Para este tipo de procedimientos se utiliza anestesia local para insensibilizar el diente a tratar y la zona cercana a este. Para llevar a cabo la anestesia es necesario que no exista ningún tipo de infección cerca de la zona de intervención, con la finalidad de que esta actúe de forma correcta.

Una vez insensibilizada la zona se realiza una apertura en la corona del diente para poder acceder al núcleo de este y así extraer la pulpa, realizando también un proceso para dejar este conducto lo más aséptico posible.

Una vez terminado el proceso de esterilización de la pieza dental, se lleva a cabo un sellado del conducto radicular para evitar que pueda entrar en él cualquier tipo de microorganismo.

El sellado es el último paso del proceso de endodoncia, sin embargo, es necesario realizar una radiografía para evaluar cómo se ha llevado a cabo la intervención. Es muy importante realizar un seguimiento durante algunas semanas para verificar que no ha habido ningún problema al realizar la endodoncia.

Este procedimiento no es doloroso, ya que se lleva a cabo insensibilizando la zona con anestesia, sin embargo, suele ser molesto por tener que tener la boca abierta un largo periodo de tiempo. Lo más importante es estar tranquilo antes de empezar la intervención, ya que debe recordar que en la clínica Beltrani está en manos de los mejores profesionales.